Cómo implantar un programa de prevención de mobbing en la empresa 

fichas-juntas-mobbing-empresa

Prevenir el mobbing es uno de los principales deberes de las empresas para con sus empleados. El acoso laboral no solo se puede detectar, sino también prevenir desde una fase temprana. Para ello es imprescindible un compromiso inequívoco del empresario. Aquí te vamos a explicar cómo se puede actuar tempranamente en los casos de acoso moral, mediante la implantación de un programa de prevención de mobbing en la empresa. Si la tuya aún no lo tiene, ya es hora de que vayas pensando en establecer uno…

Las acciones preventivas del acoso laboral forman parte ya del panorama de las grandes organizaciones desde hace casi dos décadas. Pero la prevención de riesgos laborales psicosociales, especialmente del mobbing, aún no se ha convertido en una prioridad para las pequeñas y medianas empresas. ¡Qué gran error…!

Una de las razones hay que buscarlas en que aún existe una gran confusión entre los diferentes riesgos en el trabajo. El mobbing u hostigamiento psicológico en el trabajo debe diferenciarse bien de otros riesgos como el estrés laboral, el burnout o el acoso sexual (aquí puedes leer más sobre cómo identificar el mobbing).

Por eso, la labor de información y formación en la empresa sobre riesgos psicosociales es ya un importante paso para empezar a establecer unas reglas, que pueden culminar con la implantación de un programa de prevención del acoso psicológico en el trabajo, más conocido con el nombre de mobbing. 

Otro paso importante es establecer los mecanismos y el canal por el que los trabajadores podrán presentar sus quejas, iniciando así la puesta en marcha del procedimiento.

Veamos cuáles son los pasos que se han de dar para implantar un protocolo de prevención del mobbing en el trabajo.

1. Establecer el objetivo

El objetivo principal siempre será implantar en la organización las medidas para prevenir y erradicar las conductas de acoso laboral, estableciendo la forma de investigarlas, perseguirlas y sancionarlas.

Además, se podrán establecer otros objetivos específicos:

  • Declaración de las conductas que se consideran acoso laboral.
  • Tipificación de esta conducta como una falta muy grave.
  • Implantación de acciones de formación para aprender a atajar los conflictos y establecimiento de un manual de estilos de dirección entre los responsables.
  • Establecimiento de canales rápidos para informar, denunciar e investigar las conductas, garantizando la confidencialidad de los datos recabados.

2. Disponer el ámbito de aplicación

El programa de prevención del mobbing debe poder ser aplicado a todos los trabajadores de la empresa sin excepción, lo que implica que también lo será al personal de empresas subcontratadas y a cualquier trabajador sin importar cuál sea su relación laboral con la empresa.

3. Tipificar las conductas de acoso laboral

Los comportamientos de acoso laboral deben ser clasificados de forma rigurosa, utilizando algún tipo de agrupación como la que proponemos aquí:

  • Utilización indebida de medidas organizacionales (asignación de tareas degradantes, con datos erróneos o información insuficiente; cuestionamiento constante de decisiones; cambio de ubicación…).
  • Restricción de las relaciones sociales de la víctima.
  • Críticas a la vida privada de la víctima o a su forma de ser.
  • Amenazas o agresiones físicas.
  • Agresiones verbales.

4. Implantar una cultura empresarial preventiva del acoso

Es importante formular una declaración de compromiso por parte de la empresa rechazando cualquier tipo de hostigamiento, y fomentando un entorno de trabajo no denigrante para la dignidad de las personas, en el marco de sus planes de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

5. Incentivar los planes de formación

Es impresdindible establecer los canales para que los miembros de la empresa reciban formación en las siguientes materias: liderazgo, asertividad y habilidades sociales, estilos de dirección, riesgos psicosociales, identificación del acoso laboral, etc.

6. Divulgar el protocolo de prevención del mobbing

Es imprescindible que todos los trabajadores, los antiguos y los nuevos, conozcan el programa de prevención del mobbing. La empresa también debe implicarse en realizar periódicamente una evaluación de riesgos psicosociales

¿Cómo podemos ayudarte frente al mobbing laboral?

Como ves, la respuesta al mobbing está ampliamente documentada, y miles de empresas cuentan ya con su propio protocolo de actuación frente al acoso laboral. Además de mejorar el clima laboral, disponer de un programa de este tipo es una salvaguarda para la empresa, a la que la ley exige garantizar el bienestar de los trabajadores a su cargo.

En Cecops, disponemos de un área especializada en el bienestar de las empresas y la correcta gestión de los recursos humanos para mejorar la productividad. Disponemos de programas y cursos destinados a formar y sensibilizar a tus ejecutivos, pero también para conocer el grado de bienestar de tu plantilla. Podemos ayudarte a definir el programa de prevención del mobbing que necesita tu empresa, así como a evaluar los riesgos psicosociales a que están expuestos los trabajadores de la misma.

Si tu o tu empresa necesita ayuda para prevenir el mobbing, llámanos. Podemos ayudarte. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn