El 95% de los conductores han sentido miedo alguna vez durante la conducción

miedo a conducir

El miedo a conducir, amaxofobia o fobia a conducir, yo prefiero llamarlo miedo a conducir, es una situación normal y necesaria, nos preserva la vida, pero en ocasiones puede resultar paralizante y no nos deja avanzar llegando incluso a aumentar el riesgo de accidente.

El miedo a conducir a examen

Son muchas las personas, por no decir todas, que a lo largo de su vida han sufrido una sensación de miedo a la hora de conducir. Alrededor del 20% de estas les supone un grave problema para superar el día a día para trabajar o desarrollar sus tareas cotidianas.

El miedo a conducir puede surgir por muchas razones y ante estímulos o situaciones muy diferentes y que incapacitan a la persona para conducir. Las situaciones más frecuentes miedo a la hora de conducir destacan: miedo a los túneles o puentes, a la noche, miedo a examinarse del carné de conducir, miedo a los adelantamientos, miedo a los camiones o a la lluvia, niebla o viento. Miedo incluso a atropellar un animal o a tener un accidente.

Como ves hay múltiples situaciones que nos pueden ocasionar ese miedo paralizante para conducir.

miedo a conducir

¿Por qué nos pasa?

Como hemos comentado, el miedo es una función que tiene el cuerpo para preservar la vida, sin miedo estaríamos muertos. Por lo tanto, no debemos tener miedo al miedo, este es el primer paso para hacer frente al miedo a conducir.

Algunos conductores en el momento que sienten miedo lo perciben como incapacitante, algunos incluso entran en situación de pánico, le sudan las manos, tienen taquicardias, dolores pectorales, boca seca, náuseas, diarreas o mareos o hiperventilación entre otros síntomas.

Ante estas situaciones y respuestas de nuestro cuerpo, el conductor tiene dos opciones para hacer frente a la situación: enfrentarnos al miedo o evitar la situación que nos provoca ese miedo.

En el caso de que decidamos enfrentarnos al miedo, desarrollaremos estrategias de afrontamiento, nuestro cuerpo aprenderá y cada vez será más fácil habituarnos a estas situaciones y a lidiar con ellas. Diremos que hemos desarrollado valentía y que hemos hecho frente al miedo superándolo.

En el caso contrario, nos vemos inmersos en una situación de miedo como por ejemplo los puentes, nos dan miedo los puentes. Trataremos de evitar a toda costa los puentes, es verdad que desarrollaremos una habilidad para saber dónde hay puentes, pero desde luego no afrontaremos la situación al revés la haremos más grave.

¿Cómo procedemos?

Como ves, tenemos dos opciones para hacer frente al miedo, evitarlo o afrontarlo. A simple vista parece fácil, pero para muchas personas no lo es. Para estas personas que no les resulta fácil supera la inseguridad al conducir se proponen varias estrategias de afrontamiento y superación del miedo que a continuación expondremos.

Consejos para superar el miedo a conducir:

  • En lo posible no dejes de conducir por miedo.
  • Intenta familiarizarte con el miedo, recuerda que el miedo es necesario
  • No tengas pensamientos negativos, un mal día lo tiene cualquiera
  • Aprende técnicas de relajación, te ayudará a supera situaciones difíciles.

En el caso de que el miedo te paralice ponte en contacto con un psicólogo, te ayudará a afrontar el miedo a conducir.

El reto de la semana

Habla abiertamente del tema con tus amigos y compañeros, pregúntales cuál es su miedo a la hora de conducir y cómo lo afrontan ¡hazlo! Te sorprenderás de las respuestas y las estrategias de afrontamiento.

¿Te ha resultado útil este artículo? Si es así, compártelo con tus personas queridas, les estarás ayudando a ellas también. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn