¿Es lo mismo ansiedad y estrés?

diferencias-ansiedad-estres

Las personas usamos a menudo ansiedad y estrés como sinónimos para expresar una misma situación emocional. Pero, aunque están estrechamente relacionados, no son exactamente lo mismo desde el punto de vista de la medicina y la psicología. Vamos a aclarar sus diferencias y, sobre todo, a mostrarte cómo puedes hacer frente a estos dos problemas que comprometen tu equilibrio personal.

La confusión entre ansiedad y estrés se explica en que tienen síntomas parecidos y terminan por ocasionar problemas similares si ambos estados emocionales son sostenidos en el tiempo. Nada mejor que buscar ayuda externa para solucionar ansiedad y estrés, pero puedes empezar tú mismo tratando de identificar cuál de los dos te afecta, sobre todo, porque uno puede terminar siendo la antesala del otro.

¿Qué es el estrés?

El estrés es una respuesta de adaptación de mente y cuerpo ante un estímulo externo concreto, por ejemplo, trabajar demasiadas horas.

Si sufres estrés, el hecho comprometedor o amenazador que hay de trasfondo siempre se puede identificar; al eliminar el estímulo que favorece el estrés (conocido como estresor), terminas con el problema (lo que no siempre significa que sea fácil hacerlo…).

¿Qué es la ansiedad?

Ahora voy a explicarte qué es la ansiedad. Es también una respuesta del organismo, pero ante un miedo mucho más difuso. O, como ocurre en múltiples ocasiones, la ansiedad es la respuesta a la anticipación de un peligro, una especie de miedo al miedo. Se trata de una respuesta desproporcionada, de una especie de equivocación emocional, una mala pasada que nos juega la mente…

Muchas personas lo expresan en nuestra consultoría de psicólogos en Madrid como un sentimiento de preocupación constante que, a menudo, no tiene lógica ninguna.

Al ser un proceso mental de tipo cognitivo (es decir, derivado de nuestro propio aprendizaje, de la información que recibimos del medio, de la influencia del pensamiento sobre nuestra conducta…), puede ser más difícil de identificar. Pero el tratamiento suele dar también buenos resultados, especialmente en fases tempranas del problema.

De un modo gráfico, podríamos verlo así…

 

DIFERENCIAS ENTRE ANSIEDAD Y ESTRÉS

ESTRÉS

✅  Reacción ante exigencias del medio

✅  Genera tensión y reacción de impotencia

✅  Pone en tela de juicio las posibilidades y rendimiento personal

             ANSIEDAD

✅  Reacción ante amenazas del medio

✅  Genera agitación y despliegue psicosomático

✅  Está en tela de juicio la propia supervivencia

Fuente: “La ansiedad al descubierto”. Domènec Luego i Ballester. Editorial Paidos, 2005

 

Relación entre ansiedad y estrés

Hay dos factores que son comunes a ansiedad y estrés: la incertidumbre y el desamparo que ocasionan, que a su vez sirven para potenciar el estado de alteración que sufre la persona que padece cualquiera de estas dos situaciones.

Los síntomas provocados por ambos estados son parecidos, entre ellos, aumento de la presión sanguínea, contracturas constantes y tensión muscular, respiración superficial y acelerada, despliegue hormonal…

Si ambos estados se mantienen durante mucho tiempo, las consecuencias terminan afectando a muchas funciones del organismo en forma de trastornos del sueño, trastornos del aparato digestivo, bajada de las defensas, hipertensión, bajo rendimiento laboral o en los estudios…

 

El estrés, la anstesala de la ansiedad

Se calcula que una de cada cuatro personas que acceden a una consulta de psicología presentan un cuadro de ansiedad. Algo debe haber en la vida actual, en que los peligros por la supervivencia que acechaban a nuestros ancestros ya no existen, para que la ansiedad se haya generalizado de tal modo…

Parece que la frustración, los temores que no resolvemos adecuadamente y el estado de estrés que se mantiene durante mucho tiempo están detrás de este panorama. Sí, el estrés es, junto con el miedo, la antesala de la ansiedad.

Si profundizamos aún más, lo que hay  son muchas exigencias que la sociedad y nosotros mismos nos imponemos: la obligatoriedad de seguir determinadas pautas, la necesidad de no fallar… Por esa razón, a medida que cumplimos años y adquirimos nuevos compromisos, es más fácil que nos acechen el estrés y, su derivado, la ansiedad…

 

Cómo se pueden reconducir estrés y ansiedad

Es verdad que unas personas somos más proclives que otras a sucumbir a estados de ansiedad y estrés. Pero son procesos que se pueden revertir.

Como ya hemos visto, el estrés lo provoca un estímulo o estresor: si conseguimos erradicarlo (lo que no siempre es fácil), eliminamos el problema de forma automática.

 

Con la ansiedad, tenemos que escribir un nuevo guión vital y reorganizar nuestra forma de entender la realidad. En este reaprendizaje, siempre es de ayuda contar con un psicólogo con experiencia en reconducir casos de ansiedad. El puede ayudarte a vencer los pensamientos que te hacen reaccionar de forma ansiosa.

Algunas veces, el psicólogo puede ayudarte a enfrentarte directamente a los miedos que provocan tu angustia; o bien enseñarte a reajustar tu percepción de la realidad; en otras ocasiones, te mostrará que tu voluntad puede ser más fuerte que la inercia que has desarrollado ante determinadas circunstancias…

Si crees que puedes estar sufriendo el daño emocional que ocasionan ansiedad y estrés, no lo dejes para más tarde. Puedes recibir ayuda psicológica y aprender a liberarte de esos problemas. No dudes en consultarnos si crees que podemos hacer algo por ti.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Debes aceptar el uso de cookies para eliminar este aviso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar